Desafío WASH en las escuelas

El acceso al agua salubre, la mejora de la infraestructura de saneamiento, la capacitación de docentes y los buenos hábitos de higiene en las escuelas mejoran la salud y la educación de los niños y las niñas al generar un ciclo de oportunidades: mejor educación, menos ausencias escolares y mayor rendimiento académico.

¿Qué es el Desafío WASH en las escuelas?

Es un programa piloto cuyo objetivo es motivar a los clubes rotarios a desarrollar proyectos sostenibles de agua, saneamiento, buenos hábitos de higiene (conocido colectivamente como WASH por sus siglas en inglés) y programas educativos aprovechando la pericia y los recursos disponibles mediante dos de las seis áreas de interés de Rotary: alfabetización y educación básica y agua y saneamiento

El programa básicamente medirá el impacto que tienen WASH y las iniciativas de alfabetización y educación básica en la asistencia escolar. Rotary y el UNICEF brindarán reconocimiento a los clubes y las escuelas participantes que alcancen los objetivos establecidos según se describen más abajo.

La fase piloto del programa se implementará hasta julio de 2020 en cinco países que cuentan con una sólida experiencia y participación en actividades para mejorar la estructura de saneamiento en las escuelas: Belice, Guatemala, Honduras, India y  Kenia.

Niveles de reconocimiento: enfoque de tres estrellas

Para los dos primeros niveles (Una estrella y Dos estrellas) se han establecido puntos de referencia para mejoras en los sistemas de agua y saneamiento, educación sobre hábitos de higiene e higiene menstrual, y la capacitación de docentes junto con componentes clave de cambios de conducta; el tercer nivel (Tres estrellas Rotary) hace énfasis en la incorporación de iniciativas gubernamentales y mejoras en el currículo escolar. Los clubes rotarios y las escuelas que alcancen los objetivos establecidos para el segundo y tercer nivel recibirán el reconocimiento de Rotary y el UNICEF.

Una estrella: Reconocimiento del gobernador de distrito

Educación: Capacitación de los docentes para enseñar técnicas de lavado de manos, tomar asistencia diaria y supervisar el lavado de manos en grupos a la hora de las comidas.

Instalaciones: Establecimiento de fuentes de suministro de agua mejoradas y de bajo costo, estaciones para el lavado de manos, y servicios higiénicos separados para niños y niñas.

Cambios en la conducta: Control del lavado de manos antes de los refrigerios escolares y durante el uso de los servicios higiénicos en grupo.

Gestión: Elaboración de planes para el mantenimiento operacional y manejo de la higiene menstrual.

Dos estrellas: Reconocimiento de Rotary y el UNICEF

Educación: Capacitación de los docentes en higiene y educación en manejo de la higiene menstrual. Mejores niveles de asistencia escolar y seguimiento de los alumnos ausentes.

Instalaciones: Se dispone de agua salubre. Las condiciones de WASH satisfacen las normas nacionales del país piloto.

Cambios en la conducta: Uso generalizado y constante de las instalaciones higiénicas por parte del alumnado, participando activamente en las tareas de limpieza de las instalaciones.

Gestión: Implementación del plan de manejo de la higiene menstrual, y capacitación sobre el mantenimiento de las instalaciones de saneamiento.

Tres estrellas: Reconocimiento de Rotary y el UNICEF

Educación: Integración de los cursos de WASH en el currículo escolar, y capacitación complementaria a los docentes.

Instalaciones: Las condiciones de WASH satisfacen las normas del país o de la Organización Mundial de la Salud con un mantenimiento regular garantizado.

Cambios en la conducta: Involucramiento de los residentes de la comunidad.

Gestión: Monitoreo y evaluación constante para verificar el cumplimiento de las normas nacionales; notificación de los resultados a las autoridades gubernamentales.

El desafío- Paso por paso

Recomendamos a los clubes adoptar las siguientes medidas para lograr el desafío WASH y mejorar así las condiciones de vida de los escolares de la comunidad:

  1. Familiarizarse con el Comité de Reconocimiento WASH en las Escuelas, ya sea a nivel nacional o distrital, puesto que se trata de un gran recurso para lograr el Desafío en la zona.
  2. Evaluar las necesidades de la escuela y determinar las metas a largo plazo. Recopilar datos de referencia para medir los resultados del proyecto.
  3. Someter los datos de referencia que se requieren. Para el efecto, contactar con el Comité de Reconocimiento.
  4. Usar la información recogida en la evaluación de la escuela. Planificar e implementar las actividades del proyecto en colaboración con la comunidad.
  5. Medir continuamente los resultados de las actividades y presentar los datos semestralmente.
  6. Cumplimentar y enviar las solicitudes de reconocimiento al Comité.

Participa en calidad de patrocinador internacional

Aunque tu club o distrito no se encuentre en un país piloto, bien podrías ser el patrocinador internacional de un proyecto. Los patrocinadores internacionales se encuentran trabajando con clubes o distritos locales de los cinco países participantes. Para más detalles, contacta con aof@rotary.org.

Kit de materiales para proyectos WASH en las escuelas

Podrás obtener todos materiales que necesitas para hacer realidad tu proyecto. Figuran a continuación información, materiales y herramientas que te ayudarán a planificar y alcanzar el Desafío- Objetivo WASH en las Escuelas:

Recursos y material de consulta

Apoyo de Rotary

Dirige tus consultas sobre el programa piloto o las áreas de interés de Rotary a aof@rotary.org.