Mensaje presidencial

Ian H.S. Riseley

Presidente 2017-18

Mayo de 2018

Rotary es una organización enorme y sumamente compleja. En este momento, contamos con 1,2 millones de socios en 35 633 clubes en casi todos los países del mundo. Cientos de miles de personas participan en los programas de Rotary como Rotaract, Interact, Intercambios de Jóvenes, Premio al Liderazgo de Jóvenes de Rotary, Grupos de Rotary para Fomento de la Comunidad y un sinnúmero de programas y proyectos locales y de la Fundación a nivel local, distrital y nacional. El nombre de Rotary se asocia con innumerables proyectos, que van desde bancos de sangre y de alimentos, saneamiento en las escuelas hasta la erradicación de la polio. Ciento trece años después de la fundación del primer club rotario, nuestro servicio ha llegado literalmente a todos los rincones del mundo.

El tipo de servicio diario y semanal varía enormemente de acuerdo con la región, país y club. Cada club tiene su propia historia, prioridades e identidad. Podemos deducir que la identidad y el propósito que cada rotario ve en su servicio varían mucho. No hay nada malo en ello ya que Rotary es, por naturaleza, una organización descentralizada que busca permitir a cada rotario y club servir de la manera que más les convenga.

Sin embargo, esa diversidad que nos hace tan fuertes puede también plantear retos para nuestra identidad como organización. No es sorpresa que muchas personas que han escuchado sobre Rotary conozcan poco sobre nuestra labor, cómo estamos organizados y la razón de nuestra existencia. Incluso dentro de Rotary, muchos socios no comprenden totalmente la dimensión de nuestra organización, nuestras metas o el alcance y la amplitud de nuestros programas. Estos desafíos tienen serias implicaciones, no solo para nuestra capacidad de servir de manera más eficaz, sino también para la imagen pública que es tan esencial para aumentar nuestra membresía y realzar nuestras alianzas y servicio.

Hace varios años, Rotary hizo un serio esfuerzo en toda la organización por abordar estos temas, desarrollando recursos que fortalecieran nuestra identidad visual y nuestra marca. Actualmente, utilizamos dichos recursos para desarrollar nuestra campaña de imagen pública Gente de acción, que pone de relieve la habilidad que nos otorga Rotary a cada uno de nosotros para marcar la diferencia dentro y fuera de nuestras comunidades. En junio pasado, la Directiva de Rotary International votó por adoptar una nueva declaración de la visión que refleje nuestra identidad y el único propósito que une la diversidad de nuestra labor:

"Juntos construimos un mundo donde las personas se unen y toman acción para generar un cambio perdurable en nosotros mismos, en nuestras comunidades y en el mundo entero".

Independientemente de donde vivamos, el idioma que hablemos, la labor que realicen nuestros clubes, nuestra visión siempre es la misma. Todos vemos un mundo que podría ser mejor y que podemos mejorar. Estamos aquí porque Rotary nos da la oportunidad de crear el mundo que queremos ver, para unir y tomar acción a través de Rotary marcando la diferencia.


Abril de 2018

Durante la Convención Internacional de Rotary realizada en 1990 en Portland (EE.UU.) el entonces presidente electo, Paulo Costa, dijo a los rotarios, "Ha llegado la hora de que Rotary alce su voz para afirmar su liderazgo e instar a todos los rotarios a participar en una noble cruzada para proteger nuestros recursos naturales". Asimismo, anunció una iniciativa rotaria para "Preservar el planeta Tierra", pidiendo a los rotarios que incluyeran los problemas ambientales en sus proyectos de servicio: plantar árboles, mantener limpios el aire y el agua y proteger el planeta para las generaciones futuras.

El presidente Costa pidió plantar un árbol por cada uno de los 1,1 millones de socios que Rotary tenía en ese momento. Los rotarios, como es la costumbre, superamos la meta y plantamos casi 35 millones de árboles al final de ese año rotario. Probablemente muchos de esos árboles todavía florecen, absorben carbono del medio ambiente, liberan oxígeno, enfrían el aire, mejoran la calidad del suelo, y ofrecen alimento y hábitat a las aves, animales e insectos, y generan muchos otros beneficios más. Lamentablemente, si bien esos árboles han seguido beneficiando nuestro planeta, Rotary, como organización, no ha llevado adelante su compromiso ambiental.

Por eso, a principios de este año, seguí el ejemplo de Paulo Costa y pedí a Rotary que plantara al menos un árbol por cada socio. Mi meta fue hacer un bien más allá de los importantes beneficios que esos 1,2 millones (o más) de árboles generarían. Espero que, con esos árboles, los rotarios renueven su interés y atención en un tema que debe incluirse nuevamente en la agenda de Rotary: el estado de nuestro planeta.

Los asuntos ambientales están profundamente entrelazados con nuestras áreas de interés y deben ser una de las prioridades de Rotary. La contaminación está afectando la salud de toda la humanidad: más del 80% de las personas que viven en zonas urbanas respiran aire contaminado, una cifra que asciende a un 98% en países de bajos y medianos ingresos. Si esta tendencia actual continúa, los océanos contendrán más plástico por peso que peces para el 2050. Asimismo, el aumento en las temperaturas está bien documentado: las temperaturas anuales promedio aumentaron en casi 1,1° C entre 1880 y 2015. El que los humanos hayamos causado este cambio no es tema de debate científico, ni tampoco lo es la probabilidad de una gran alteración económica y humana si esta tendencia continúa. La necesidad de tomar acción es mayor que nunca, así como también lo es nuestra capacidad de generar un impacto real.

Como lo expresó el ex secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, "No puede existir un plan B porque no existe un planeta B". Nuestro planeta nos pertenece a todos, a nuestros hijos y a los hijos de nuestros hijos. Es responsabilidad de todos protegerlo y es nuestra responsabilidad como rotarios marcar la diferencia.


Marzo de 2018

Este mes celebramos el 50° aniversario de la fundación del primer Club Rotaract en 1968. En esta edición especial dedicada a Rotaract conocerás a algunos rotaractianos dignos de admiración de todo el mundo y su increíble labor para marcar la diferencia.

En el medio siglo desde la fundación de Rotaract, el mundo ha sido testigo de profundos cambios y los jóvenes han sufrido su mayor efecto, como el auge de la tecnología y la economía de la información, la difusión de la educación y la enorme influencia de Internet. Al momento de fundar Rotaract, habría sido casi impensable que un joven fuera empresario o director ejecutivo de una compañía. Hoy en día, los jóvenes tienen una capacidad sin precedentes para lograr sus objetivos y Rotary necesita más que nunca sus ideas y entusiasmo.

Por muchos años, Rotary hizo un flaco favor a Rotaract al considerar nuestros programas para jóvenes como simples precursores de la afiliación a Rotary y no como valiosos programas por derecho propio. Sin embargo, los rotaractianos son verdaderos colaboradores en el servicio rotario.

Hoy se estima que cuarto de millón de rotaractianos sirven en unos 10 000 clubes en casi todos los países en los que Rotary está presente. Su impacto es realmente notable, especialmente cuando se compara con los recursos de que disponen. Los rotaractianos alcanzan magníficos resultados con mucho menos dinero del que tendría a su disposición un club rotario promedio. Valoramos mucho la maravillosa energía y visión que aportan a la familia rotaria y a nuestras comunidades.

No obstante, solo el 27% de los clubes rotarios patrocinan a un club Rotaract, un porcentaje que se ha mantenido relativamente estable en el tiempo. Además, muy pocos rotaractianos se afilian a Rotary. Al celebrar este 50° aniversario de Rotaract, aliento a todos los clubes rotarios a que patrocinen un club Rotaract o a que fortalezcan sus vínculos con los clubes que ya patrocinan. Celebren reuniones conjuntas frecuentes, organicen proyectos de servicio conjuntos y contacten con los rotaractianos, no solo para ofrecer ayuda sino también para determinar la mejor manera de trabajar juntos. Tómense el tiempo para conocer a los clubes Rotaract y sus socios y asegúrense de que cada rotaractiano sepa que un club rotario les espera con las puertas abiertas.

Desde hace medio siglo, Rotaract ofrece a los jóvenes un camino para establecer conexiones con sus comunidades y brindar servicio idéntico al que los rotarios encuentran en Rotary. Los rotaractianos son nuestra conexión con el Rotary del futuro, pero también pueden ayudarnos a construir el Rotary de hoy.


Febrero de 2018

Este mes hace ciento trece años que los cuatro socios del primer club rotario celebraron su primera reunión. Aunque no se levantaron actas, es poco probable que alguien hablara del servicio ya que el club empezó a enfocarse en las necesidades de la comunidad varios años después.

La reunión no tuvo lugar en un hotel o restaurante, sino en la oficina de uno de los socios; hasta donde sabemos no existían programas, anuncios, informes de comités, oradores ni distintivos. La reunión no hubiera podido cumplir con las actuales normas para una reunión rotaria productiva. Sin embargo, fue la más productiva jamás celebrada.

Hoy al igual que en 1905, muchos de nosotros nos afiliamos a Rotary buscando las mismas cosas que Paul Harris: amistad, contactos y un lugar para sentirse como en casa. Actualmente, Rotary nos ofrece mucho más que en sus inicios. El Rotary de hoy con más de 1,2 millones de socios nos hace sentir como en casa no solo entre un pequeño grupo de compañeros, sino también en nuestros clubes diversos, nuestras comunidades y en todo el mundo. Hoy día, Rotary nos conecta de una manera que jamás hubiera podido soñar Paul Harris esa tarde de febrero. No solo podemos ir a cualquier parte del mundo y encontrar un club rotario donde nos podamos sentir a gusto, sino que también podemos marcar la diferencia en cualquiera de los clubes.

Desde esa primera reunión hace 113 años, Rotary se ha vuelto más grande y diversa de lo que concibieron los socios fundadores. Hemos pasado de ser una organización exclusivamente de hombres blancos, a una que acoge a mujeres y hombres de todos los orígenes. Nos hemos convertido en una organización cuyo propósito es el servicio tal como se refleja en nuestro lema: Dar de Sí antes de Pensar en Sí. Nos hemos convertido en una organización capaz de cambiar el mundo como demuestra nuestra labor para erradicar la polio.

Nadie puede saber lo que le espera a Rotary. Es nuestra responsabilidad mantener las bases sólidas que sentaron Paul Harris y sus amigos: forjar y fortalecer los lazos de la amistad y el servicio para que Rotary marque la diferencia.


Enero de 2018

La fortaleza de Rotary reside en nuestra diversidad. Esta idea se remonta a los primeros años de nuestra organización cuando se propuso por primera vez el sistema de clasificaciones. La idea detrás de estas clasificaciones era simple: los clubes con socios con una amplia variedad de orígenes y habilidades podían brindar un mejor servicio.

Desde entonces, la idea de la diversidad en Rotary ha adquirido una definición más amplia. Hemos descubierto que un club que representa verdaderamente a su comunidad tiene más posibilidades de servirla mejor. Al mirar hacia el futuro, nos queda claro que la diversidad seguirá siendo esencial para Rotary: no solo para brindar un servicio sólido hoy, sino también para ser una organización sólida en el futuro.

Uno de los aspectos más apremiantes de la diversidad es la edad de los socios. Cuando miras alrededor, en casi todos los eventos rotarios resulta obvio que el rango de edades no presagia un futuro sostenible para nuestra organización. Nuestra membresía está cerca de alcanzar una cifra récord y siempre estamos incorporando nuevos socios, sin embargo, una pequeña mayoría de ellos son suficientemente jóvenes para brindar un servicio rotario por muchas décadas más. Para garantizar futuros líderes fuertes y capaces, necesitamos atraer socios jóvenes y calificados.

No podemos hablar sobre la diversidad en Rotary sin abordar la disparidad de géneros. Es difícil imaginar que hace solo tres décadas, las mujeres no podían afiliarse a Rotary. Aunque hemos recorrido un largo camino desde entonces, el legado de esa política errónea se mantiene entre nosotros. Demasiadas personas siguen pensando en Rotary como una organización exclusiva para hombres y esa idea he tenido un efecto perjudicial en nuestra imagen pública y el crecimiento de la membresía. Hoy día, las mujeres representan algo más del 21% de la membresía. Si bien esto representa un gran avance, nos queda un largo camino por recorrer para alcanzar la que debería ser la meta de todos los clubes: un equilibrio entre géneros que refleje el equilibrio mundial, con la misma cantidad de mujeres y hombres en Rotary.

Sea cual sea el motivo que nos trajo a Rotary, permanecemos en esta porque consideramos que ser rotario aporta valor a nuestras vidas y creemos que nuestro servicio es también valioso para el mundo. Al contar con clubes que reflejen el mundo en toda su diversidad, aportaremos un valor incluso más duradero para que Rotary marque la diferencia.


Diciembre de 2017

Hace 72 años, se fundó la Organización de las Naciones Unidas "para preservar a las generaciones venideras del flagelo de la guerra ... [y] practicar la tolerancia y convivir en paz como buenos vecinos". Pese a estas nobles aspiraciones y múltiples esfuerzos por cumplirlas, el "flagelo de la guerra" continúa entre nosotros: el año pasado, más de 102.000 personas murieron en 49 conflictos armados en todo el mundo. Algunos de estos conflictos han persistido por 50 años o más. El terrorismo, la intolerancia, el extremismo, la crisis de refugiados y la degradación ambiental son ahora desafíos mundiales.

Parece que estamos más lejos que nunca de alcanzar las metas que con tanto optimismo y ambición nos fijamos en 1945. Pero la esperanza seguirá viva mientras haya personas dispuestas a luchar por un futuro más pacífico, no solo a través de sus gobiernos, sino también trabajando junto a ellos y entre sí. Hoy día, Rotary está en mejores condiciones que nunca para tener un impacto duradero en pos de la paz: a través de programas como las Becas de Rotary pro Paz y las áreas de interés. El agua, el saneamiento, la salud, la educación y el desarrollo económico están interrelacionados y sus complejas interacciones pueden causar o prevenir conflictos. Para aprovechar mejor nuestro servicio en todas estas áreas y maximizar su impacto en pos de la paz, es esencial comprender estas interacciones y planificar nuestro servicio de manera acorde.

Por eso, hemos programado seis conferencias presidenciales pro paz entre febrero y junio en Canadá, Líbano, el Reino Unido, Australia, Italia y Estados Unidos. Estas conferencias no se centrarán en la paz sino en el fomento de la paz: compartiremos maneras de fomentar la paz a través del servicio de nuestros clubes y distritos. Cinco de las conferencias ilustrarán las conexiones entre la paz y las áreas de interés. La primera conferencia a realizarse en Vancouver examinará el vínculo entre la paz y otro campo de gran interés para nosotros: la sostenibilidad ambiental. Podrás consultar el calendario completo e inscribirte en www.rotary.org/presidential-conferences.

Las metas son simples: ayudar a los rotarios a encontrar nuevas maneras de promover la paz a través de su servicio, aprender de los expertos y fortalecer nuestras habilidades para fomentar la paz. Tengo la esperanza y convicción de que estas conferencias nos ayudarán a acercarnos más a un mundo más pacífico porque Rotary marca la diferencia.


Noviembre de 2017

Podríamos decir que La Fundación Rotaria tiene una presencia invisible en nuestros clubes. La mayor parte de lo que hacemos cada semana en nuestros clubes y distritos no requiere la participación activa de la Fundación. Sin embargo, la Fundación es invisible del mismo modo que lo son los cimientos de un edificio: el hecho de que no se vean no significa que no sean fundamentales para que el edificio se mantenga en pie.

La Fundación que permitió a Rotary hacer frente a la polio es la base sobre la que se erige el servicio rotario. Desde hace 100 años, cuando recibió la primera donación de US$ 26,50, la Fundación ha apoyado y fortalecido nuestro servicio, ha hecho posible alcanzar nuestras ambiciones y nos ha permitido llegar a donde estamos. Debido a la Fundación, los rotarios saben que, si tenemos ambiciones y nos ponemos manos a la obra, hay pocas cosas que no podamos conseguir.

Nuestro modelo es increíblemente eficaz y ninguna otra organización puede equipararlo. Somos al mismo tiempo totalmente locales y totalmente globales. Contamos con destrezas, contactos y conocimientos locales en más de 35.000 clubes en casi todos los países del mundo. Nos merecemos nuestra reputación de transparencia, eficacia y buenas prácticas comerciales, y al ser profesionales y voluntarios altamente cualificados, logramos un nivel de eficiencia que muy pocas organizaciones pueden alcanzar.

En pocas palabras, un dólar donado a la Fundación tiene mucho más poder que un dólar donado a la mayoría de las demás organizaciones filantrópicas. Si quieren gastar un dólar para hacer el bien en el mundo, la mejor manera de hacerlo es donarlo a la Fundación. No me estoy vanagloriando, es un hecho totalmente comprobado que se refleja en las calificaciones que recibimos de organizaciones independientes.

Durante el Centenario de la Fundación, los rotarios superaron nuestra meta de recaudación fijada en US$ 300 millones. Si contribuyeron a esa meta, participaron en un logro extraordinario. Gracias a su generosidad, en lugares del mundo en donde nunca han estado, personas a las que no conocen tienen hoy una vida mejor. En definitiva, es nuestra Fundación la que nos permite hacer el bien siguiendo nuestros valores fundamentales, marcando la diferencia y trabajando en equipo del modo más eficaz posible ya que esta es la única manera de traer al mundo un cambio verdadero y duradero.


Octubre de 2017

Hace algunos años el Museo de Melbourne (Australia), donde solía trabajar mi hija, exhibía un pulmón de acero. Para muchas personas de mi edad que recordaban la terrible epidemia de la polio de los años 50, el pulmón de acero era testimonio de cuán lejos nos había llevado la vacunación: hasta el punto que ese equipo médico, anteriormente necesario, se convirtió literalmente en una pieza de museo.

Para gran parte del mundo, la historia de la polio es simple: tras años de temor, se desarrolló una vacuna y se conquistó la enfermedad. Pero para otra parte del mundo la historia fue diferente. En muchos países, la vacuna no estaba disponible, la vacunación masiva era costosa o era prácticamente imposible llegar hasta todos los niños. Si bien el resto del mundo relegó la polio a sus museos, en estos países, la enfermedad siguió causando devastación hasta que Rotary se involucró y declaró que todos los niños, sin importar dónde vivieran o cuáles fueran sus circunstancias, merecen una vida libre de polio.

Desde el lanzamiento de la campaña PolioPlus, los esfuerzos combinados de Rotary, los gobiernos del mundo y la Iniciativa Mundial para la Erradicación de la Polio han reducido el número de casos de polio de casi 350.000 por año a unos pocos en 2017. No obstante, debemos alcanzar la meta de cero casos de polio, y para lograrlo necesitamos la ayuda de todos.

El 24 de octubre, Día Mundial contra la Polio, celebraremos nuestros logros y disfrutaremos de la oportunidad de sensibilizar al público y captar fondos que hagan posible alcanzar nuestra meta. Pido a cada club que participe en las actividades del Día Mundial contra la Polio y los animo a consultar ideas e inscribir sus eventos en www.endpolio.org. Ya sea que organicen una subasta silenciosa, una presentación de realidad virtual, una caminata para la captación de fondos o una Jornada de Vacunación, sus clubes podrán marcar una verdadera diferencia.

Este año, nuestro evento livestream para el Día Mundial contra la Polio tendrá lugar en la sede de la Fundación Bill y Melinda Gates en Seattle. Podrán seguir este evento en directo en www.endpolio.org a partir de las 14:30 (hora de Seattle). Como muchos de ustedes ya saben, Rotary ha prometido recaudar US$ 50 millones por año durante los próximos tres años. La Fundación Gates equiparará este monto, triplicando el valor de todo el dinero que Rotary recauda en el Día Mundial contra la Polio y durante todo el año. Marquemos la diferencia en el Día Mundial contra la Polio y contribuyamos a la campaña Pongamos Fin a la Polio.


Septiembre de 2017

Uno de los mejores aspectos de toda convención rotaria es la gran diversidad de gente que convoca. Ya sea que vayan a una sesión paralela, exploren la Casa de la Amistad o se sienten a comer, encontrarán gente de todos los rincones del mundo hablando casi todos los idiomas. Todo esto, además de ser muy divertido, es algo que engrandece a Rotary: Saber que podemos ser muy diferentes, pero aun así nos sentimos cómodos juntos.

Ese cálido espíritu comunitario tan esencial para Rotary también define a Toronto, ciudad anfitriona de la Convención de Rotary International de 2018. Toronto es una de mis ciudades favoritas. Es un lugar donde la mitad de la población procede de otro país, donde sus 2,8 millones de residentes hablan más de 140 idiomas y donde nunca nadie parece estar demasiado ocupado como para no estar dispuesto a ayudar. Además de ser limpia, segura y acogedora, la ciudad de Toronto es un maravilloso lugar para visitar, con su atractiva ribera del lago Ontario, excelentes restaurantes, museos únicos y vecindarios interesantes para explorar.

La convención de 2018 ya promete ser una de las mejores. Tanto el Comité de la Convención como la Comisión Organizadora Anfitriona trabajan incansablemente para programar oradores motivadores, grandes espectáculos, fascinantes sesiones paralelas y una amplia variedad de actividades en toda la ciudad. Habrá algo para cada uno en Toronto, y Juliet y yo los alentamos a hacer lo mismo que haremos nosotros: llevar a toda la familia para disfrutar juntos. Si planifican con tiempo, su participación en la Convención será aún más económica: La fecha límite para la inscripción temprana con descuento (también hay un descuento adicional por inscribirse en línea) es el 15 de diciembre.

A pesar de todo lo que Toronto ofrece a los rotarios, la verdadera atracción es, por supuesto, la Convención misma. Ésta es una oportunidad que se presenta solo una vez al año para contagiar el entusiasmo por Rotary, ver lo que está haciendo el resto del mundo rotario y recibir inspiración para el próximo año. En riconvention.org encontrarán información adicional sobre la Convención de Rotary de 2018 en Toronto.


Agosto de 2017

Cuando alguien te pregunta, "¿qué es Rotary?", ¿qué respondes? Creo que todos hemos tenido la experiencia de que nos hagan esta pregunta engañosamente simple y que nos quedemos cortos de palabras. Incluso el más elocuente de nosotros ha tenido dificultades para captar la esencia de nuestra organización en pocas palabras.

Como organización, Rotary ha enfrentado dificultades para transmitir el alcance de su labor: no solo lo que hacemos, sino cómo lo hacemos, y el valor de nuestra contribución al mundo.

Como contador, me gustan los números. Podemos trabajar con números en cualquier idioma y a menudo comunican información compleja con mucha mayor eficacia que las palabras. Por eso, en este año rotario, solicito a cada club que entreguen a nuestra sede dos cifras: el monto de dinero en efectivo y en especie, que se invirtió en servicio humanitario, y el número de horas de trabajo realizado en nombre de Rotary.

Si queremos que estas cifras sean de utilidad, deben ser exactas. Eso significa que debemos desde ahora dar un seguimiento exacto a las horas y el dinero que nuestros clubes invierten en sus proyectos de servicio.

La manera más simple de que los clubes suministren esta información a finales de año será que la ingresen cada mes en Rotary Club Central, una herramienta que ha sido totalmente renovada para que sea considerablemente más útil y accesible que en el pasado. Si por alguna razón (por ejemplo, acceso limitado a Internet) tu club no puede conectarse a Rotary Club Central, ponte en contacto con tu gobernador de distrito, quien garantizará que tu información pueda presentarse por otros medios.

No está de más destacar que la meta de este esfuerzo no está en generar las cifras más grandes y cuantiosas. No existirá ninguna competencia, reconocimiento o uso por parte del público de las cifras informadas por los clubes. La meta es que podamos presentar cifras exactas y confiables que tengan un impacto positivo en nuestra imagen pública, en nuestros materiales de membresía y entre nuestros colaboradores, cifras respaldadas por datos específicos a nivel de clubes que respondan no solo la pregunta, "¿qué es Rotary?", sino también, "¿a qué se dedica Rotary?"

Creo firmemente que, con estas cifras, estaremos mejor preparados para demostrar que realmente Rotary marca la diferencia, lo que con el tiempo nos permitirá generar una diferencia aún más grande, en la vida de más personas y de más maneras que nunca.


Julio de 2017

Estimados compañeros rotarios:

Hay tantas razones para afiliarse a Rotary como socios, y quizá incluso haya más razones que socios. Pero todos y cada uno de nosotros hemos permanecido en Rotary porque da sentido a nuestras vidas. A través de Rotary, marcamos la diferencia en el mundo y cuanto más nos involucremos, Rotary marcará más la diferencia en cada uno de nosotros. Rotary nos desafía a convertirnos en mejores personas: ser ambiciosos en los asuntos más importantes, esforzarnos por alcanzar metas más altas e incorporar el ideal de Dar de Sí antes de Pensar en Sí a nuestras vidas.

Los clubes y los socios serán los que elijan el tipo de servicio que desean emprender para marcar la diferencia. Como organización, nos regimos por tres prioridades estratégicas recogidas en el Plan Estratégico de Rotary: apoyo y fortalecimiento de los clubes, mayor enfoque en el servicio humanitario y fomento del reconocimiento y la imagen pública de Rotary.

Este año, nuestros clubes contarán con un número considerablemente mayor de recursos en línea, incluido un renovado sitio web, un proceso simplificado para las solicitudes de subvenciones de la Fundación, una mejor experiencia en Mi Rotary y un modificado Rotary Club Central. En lo referente al fortalecimiento de nuestros clubes, sobresalen dos retos específicos: el equilibrio entre géneros y la edad promedio de nuestros socios. Para fortalecer los clubes, debemos contar con una membresía que refleje cabalmente las comunidades a las que servimos y de la que surjan líderes capaces para las generaciones venideras.

Por muchos años, ha prevalecido una idea en nuestro servicio: la sostenibilidad. Un servicio sostenible significa que nuestra labor continuará teniendo un impacto positivo mucho tiempo después de que haya terminado la participación directa de Rotary. No excavamos simplemente pozos de agua, más bien nos aseguramos de que las comunidades puedan darles mantenimiento y reparaciones. Si construimos una clínica, nos aseguramos de que siga funcionando sin nuestro apoyo continuo. En lo que se refiere a la polio, no estamos trabajando para controlarla, sino para erradicarla.

La erradicación de la polio es la meta máxima del servicio sostenible. Es una inversión que generará no solo un beneficio duradero sino también permanente a escala mundial. Es y deberá seguir siendo nuestra principal prioridad hasta que logremos alcanzar esta meta.

Por 112 años, Rotary ha marcado la diferencia en más vidas y de más maneras de lo que podamos contabilizar o saber. Hoy, cada uno de nosotros porta una antorcha encendida por Paul Harris y que ha pasado de generación en generación haciendo que Rotary marcara la diferencia.