Mensaje presidencial

Barry Rassin

Presidente 2018-19

Diciembre de 2018

Es una tradición que el primer número de la revista The Rotarian del año rotario publique un perfil del presidente entrante de RI y de su familia. Siempre había leído esos perfiles con interés, pero nunca pensé que un día, yo pudiera invitar a un escritor de la revista a una reunión de mi club rotario. Nunca me ha gustado llamar la atención y la idea de que mi fotografía apareciera en la portada de la revista me hizo sentir incómodo. Pero cuando vi la foto que los editores habían elegido, no pude evitar sonreír porque la estrella de la fotografía definitivamente no éramos ni yo ni mi esposa Esther. La estrella era una bandada de flamencos, ninguno de los cuales estaba interesado en Rotary, y todos, excepto uno, se pavonearon frente a nosotros en la misma dirección.

No pude pensar en una imagen más apropiada para transmitir un mensaje a los rotarios. Ese flamenco que caminaba en la dirección contraria representaba mucho de lo que debemos hacer en Rotary. Ese flamenco sabe que los otros flamencos van en la misma dirección, pero también sabe que el camino que eligieron tal vez no sea el mejor. Quizás, solo quizás, hay un mejor camino y ese flamenco quiere echarle un buen vistazo antes de marchar con sus amigos. Y si, cuando se detenga y observe que esa nueva ruta parece mejor, llamará al resto de los flamencos para que vengan y le echen también un vistazo. Y quizás, solo quizás, todos elegirán ese mejor camino.

El cambio es difícil. Y cuanto más tiempo avancemos en una sola dirección, más amigos nos acompañarán y será más difícil dar la vuelta y hacer las cosas de diferente manera. Pero el cambio, no el cambio por sí mismo, sino el cambio cuidadoso, reflexionado y dirigido hacia una meta, es esencial para cualquier organización que desee evolucionar, seguir siendo relevante y avanzar en la dirección correcta.

Por tal motivo, les animo a echar un vistazo a esa foto, pero no me miren a mí. No se trata de mí. Se trata del flamenco. Se trata de tener la curiosidad, el valor y la convicción de mirar rutas diferentes que pudieran ser mejores, ya sea estén dando un paseo durante una bella mañana bahameña o estén ayudándonos a trazar el rumbo de nuestra organización.


Noviembre de 2018

A principios de junio, hace más de 30 años, hice un viaje de negocios a Las Vegas. Para esa época tenía casi seis años de ser rotario y me consideraba un socio activo: asistía a cada reunión, era secretario de club, conocía a todos los socios de mi club. Para mí, Rotary era principalmente una organización comunitaria. Me hacía sentir una conexión especial con Nassau y quizá incluso con Bahamas, pero no más que eso. 

Nunca había reflexionado mucho sobre Rotary más allá de las Bahamas y nunca había cruzado por mi mente viajar a una convención de Rotary. Pero esa primavera, me di cuenta que mi viaje a Las Vegas coincidiría con la Convención de Rotary International y pensé, ¿por qué no? Envié mi inscripción y pagué mi cuota de inscripción, sin siquiera sospechar que esa experiencia cambiaría mi vida.

Cuando crucé la puerta para ingresar a la Convención, quedé asombrado. Una cosa era saber que formaba parte de una organización mundial con más de un millón de socios en todo el mundo, y otra cosa completamente diferente era estar en medio de la Convención. Asistí a todas las sesiones generales, visité todos los estands de la Casa de la Amistad y consulté sobre proyectos que ni siquiera sabía que se podían realizar en Rotary. Esa Convención no solo abrió mis ojos; me inspiró a cambiar totalmente la manera como veía a Rotary, lo que Rotary podía hacer por mí y lo que yo podía hacer a través de Rotary. Esa inspiración me acompaña desde entonces y se renueva cada año, en cada Convención.

En junio de 2019, los rotarios de todo el mundo convergerán en Hamburgo para Disfrutar cada momento durante la 110ª Convención de Rotary International. Muchos como yo hemos estado asistiendo a las convenciones por muchos años y muchos otros vendrán por primera vez. Ya sea que estés buscando conectarte con viejos amigos, encontrar inspiración para un nuevo año rotario o simplemente ver de qué se trata Rotary; cada uno disfrutará su propio momento en Hamburgo.

Hamburgo es una ciudad portuaria que conecta a Alemania con el mundo y ha sido un centro económico y cultural por siglos. Es un lugar maravilloso donde puedes pasear a orillas del lago, viajar en bote por el río Elba, cenar, escuchar buena música y explorar museos fascinantes. Es también el lugar ideal para iniciar tus vacaciones por Europa.

Si eres un asistente asiduo de las convenciones, no querrás perderte la experiencia de amistad e inspiración que encontrarás en Hamburgo. Y si nunca has asistido a una Convención, considera esta mi invitación personal. Inscríbete en riconvention.org antes del 15 de diciembre para aprovechar los descuentos y deja que esta convención Sea la inspiración para tu experiencia en Rotary.


Octubre de 2018

Todos los jueves por la mañana, recibo un correo electrónico de la Organización Mundial de la Salud que me informa sobre la situación actual de la erradicación de la polio. El correo también contiene información abundante, país por país: dónde y cómo se realizan las campañas de vacunación, cuántos millones de niños se están vacunando y dónde ha encontrado la vigilancia ambiental evidencias de virus circulante. Pero cada semana, cuando ese correo electrónico aparece en mi bandeja de entrada, mi corazón parece detenerse por un momento hasta que leo las primeras líneas y me entero si un niño ha quedado paralítico por el poliovirus salvaje esa semana.

Esa, mis amigos, es la situación actual de nuestra labor de erradicación de la polio. La pregunta en mi mente cuando abro ese mensaje no es cuántos miles de casos podríamos ver en un año, tal como sucedía hace poco tiempo, o inclusive cuántos cientos de casos. Más bien, cuando llega el correo de la OMS cada jueves, la única pregunta que me planteo: ¿se presentó un nuevo caso esta semana o no?

Hace treinta años, 1000 niños quedaban paralíticos por la polio cada día. Desde entonces, hemos presenciado nuestro avance, año tras año, semana tras semana. Hemos celebrado cuando país tras país, región tras región se han declarado libres de polio. A medida que nos hemos acercado a nuestra meta y el número de casos ha bajado cada vez más, los niños que reflejan esas cifras son cada vez menos. Cuando abro ese correo electrónico, no me pregunto cuál será la cifra. Me pregunto, ¿quedó paralítico un niño esta semana o no?

Estamos tan cerca de la erradicación, pero todavía queda mucho trabajo por hacer.

Este mes, le pido a cada club rotario que nos ayude para que Pongamos Fin a la Polio al conmemorar el Día Mundial contra la Polio el 24 de octubre. El año pasado, miles de clubes rotarios en todo el mundo organizaron actividades de sensibilización y recaudaron fondos para la erradicación de la polio. Este año, queremos ver más eventos que nunca en conmemoración del Día Mundial contra la Polio. Si has planificado una actividad, asegúrate de inscribirla y promoverla en endpolio.org/es para que más personas puedan participar. Si todavía no lo has hecho, no es demasiado tarde; visita endpolio.org/es para consultar ideas, información sobre el evento livestream de este año y recursos para ayudar a tu club a organizar una actividad exitosa.

El Día Mundial contra la Polio es una magnífica oportunidad para que los clubes realcen a Rotary, y nuestra labor histórica para erradicar la polio, en sus comunidades. Es también una excelente forma de aprovechar el desafío de la Fundación de Bill y Melinda Gates: por cada dólar que Rotary recaude para la erradicación de la polio, la Fundación Gates donará dos dólares más. Acompáñanos a conmemorar el Día Mundial contra la Polio este 24 de octubre y Sé la inspiración para un mundo libre de polio.


Septiembre de 2018

Imaginen si pudiéramos tomar una fotografía de todo el trabajo que hace Rotary en un día. Nadie – salvo los rotarios – creería que una sola organización sea capaz de alcanzar tantos logros. En esa fotografía, verían a dedicados voluntarios trabajando para erradicar la polio, estructurar microcréditos, suministrar agua salubre, dar mentoría a los jóvenes y otras innumerables actividades.

Podemos hacer todo esto gracias a nuestro alcance geográfico y al hecho de que nuestros clubes están integrados por personas involucradas en sus comunidades. Como parte de la comunidad a la que sirven, conocen sus necesidades, tienen los contactos y pueden tomar medidas inmediatas. Por eso es que la membresía de cada club rotario debe reflejar la diversidad de la comunidad.

Hemos logrado grandes avances al respecto. En Egipto, Indonesia y Kenia, Rotary está logrando que un 50% de los socios sean mujeres. Estamos también expandiendo la diversidad de edades de nuestros clubes. En cada una de nuestras comunidades, los jóvenes profesionales están deseosos de contribuir con su talento, retribuir y aprender de sus mentores. Compartamos con ellos lo que es Rotary. El kit de herramientas para involucrar a los jóvenes profesionales que se encuentra en Rotary.org presenta un plan de acción para ayudarlos a acercarse a cada líder joven y ex becario de Rotary en sus zonas.

Otro recurso que puede ayudarnos a reflejar mejor nuestras comunidades – uno que sea mundial como nosotros, con un cuarto de millón de socios y que ya comparte nuestros valores de servicio y liderazgo – es Rotaract. Los rotaractianos son nuestros colaboradores. Colaboren con ellos en los proyectos, pídanles que sean oradores en sus eventos e invítenlos a afiliarse a sus clubes. Los rotaractianos dedicados en todo el mundo se están afiliando a Rotary y están incluso iniciando nuevos clubes rotarios mientras son todavía socios de Rotaract.

El mundo necesita a Rotary, y Rotary necesita clubes fuertes y socios involucrados para poder hacer más obras de bien. Es nuestra responsabilidad – tuya y mía – asegurarnos de que toda persona que muestre interés en afiliarse a Rotary reciba una invitación. Utilicen la herramienta de recomendaciones sobre membresía en Rotary.org, que ayuda a las personas interesadas en afiliarse a Rotary a ponerse en contacto con un club que sea apropiado para ellas. Garanticemos que cada socio tenga una razón para quedarse. Al crear clubes fuertes que se involucren en proyectos importantes y se diviertan durante el proceso, brindamos un valor a nuestros socios que no podrán encontrar en otra parte.

No nos guardemos la historia de Rotary – la historia captada en esas fotografías de servicio – para nosotros mismos. Los desafío a invitar a líderes de todas las edades, hombres y mujeres, que están buscando la manera de retribuir a los demás. Al hacerlo, serán la inspiración en sus comunidades y ayudarán a que Rotary siga haciendo obras de bien en todo el mundo.


Agosto de 2018

Como dice un proverbio muy conocido, "Si quieres cambiar el mundo, ve a casa y ama a tu familia". Eso no significa que las personas deban ignorar las necesidades fuera de sus hogares, sino que deberían prestar atención a las necesidades que existen en el seno de sus hogares.

Puede ser tentador, cuando nuestra prioridad es el servicio, concentrarnos únicamente en aquello que parece servicio: los proyectos, la planificación o el trabajo que rinde un beneficio visible para aquellos que lo necesitan, pero para hacer una labor eficaz, debemos poner en orden nuestra casa. En Rotary, significa comportarnos de acuerdo con los principios de Rotary, tratando a los demás con respeto y cumpliendo con La Prueba Cuádruple. Significa maximizar nuestro impacto mediante una planificación minuciosa y una prudente custodia de nuestros fondos. Además, significa cuidar la salud a largo plazo de nuestra organización garantizando que nuestra membresía sea sólida, que se involucre y que goce de buena salud.

Nuestra membresía se ha mantenido en alrededor de 1,2 millones por 20 años. No estamos creciendo y nuestros socios son cada vez mayores. Tenemos demasiados clubes que no cuentan con los conocimientos o la motivación para generar un impacto: clubes que no saben lo que hacemos en el mundo, clubes que no conocen nuestros programas ni nuestra Fundación y que ni siquiera saben cómo involucrarse. Como la mayoría de nuestros socios son hombres, claramente no nos estamos esforzando lo suficiente para convertirnos en la organización preferida de las mujeres que desean servir a los demás.

Ante todo, somos una organización de membresía. Si queremos alcanzar las metas que nos hemos fijado, debemos dar prioridad a la membresía. Todos tenemos la responsabilidad de tomar este tema con seriedad, no solo invitando a socios potenciales, sino también asegurándonos de que los nuevos socios sean bienvenidos en clubes que les ofrezcan algo valioso. Si ves que alguien entra a una reunión y se muestra dudoso, asegúrate de que esa persona tenga un lugar donde sentarse y que participe en la conversación. Si te entusiasma un programa de Rotary, cerciórate de que tu club lo conozca y sepa cómo involucrarse. Si detectas una necesidad en la comunidad, habla al respecto en la reunión de la semana. Si queremos ser parte de una organización que sea sólida, activa y que tenga un impacto, comencemos en nuestra casa y seamos la inspiración en Rotary.


Julio de 2018

Hace un año, la Directiva de RI adoptó una nueva declaración de la visión que refleja nuestras aspiraciones para nuestra organización y su futuro: “Juntos construimos un mundo donde las personas se unen y toman acción para generar un cambio perdurable en nosotros mismos, en nuestras comunidades y en el mundo entero”. 

Esa simple oración sintetiza lo que es esencial para Rotary. Nos unimos porque sabemos que somos mucho más fuertes juntos que solos. Tomamos acción porque no somos soñadores, sino hacedores. Trabajamos para generar un cambio perdurable después que nuestra participación ha finalizado, en el mundo entero y en nuestras comunidades. Y quizá lo más importante de todo, trabajamos para generar un cambio en nosotros mismos, no solo para construir un mundo mejor, sino que para ser mejores personas.

Una cita atribuida al escritor francés Antoine de Saint-Exupéry dice lo siguiente: “Si quieres construir un barco, no empieces por buscar madera, cortar tablas o distribuir el trabajo. Evoca primero en los hombres y mujeres el anhelo del mar libre y ancho”. Cada uno de nosotros llegó a Rotary porque tenía un anhelo: tener un impacto, marcar la diferencia, ser parte de algo más grande que nosotros mismos. Ese deseo, esa visión de un mundo mejor y nuestra labor para construirlo es lo que nos impulsa en Rotary. Es lo que nos llevó a afiliarnos, es lo que nos motiva a servir y es lo que me llevó a mí a elegir nuestro lema para este año rotario: Sé la inspiración.

Quiero ver que Rotary sea la inspiración para nuestras comunidades, haciendo una labor que tenga un impacto transformador. Es momento de avanzar, derribando las barreras que nos detengan. Hagamos que sea más fácil hacer ajustes en nuestros clubes o iniciar nuevos clubes que se ajusten a diferentes necesidades. Trabajemos para fortalecer a Rotaract y facilitar la transición de los clubes Rotaract a los clubes rotarios. Demos a todos los rotarios la flexibilidad de servir de maneras que sean más apropiadas para ellos, para que cada rotario encuentre un valor perdurable en su afiliación a Rotary. 

Un servicio verdaderamente sostenible, el tipo de servicio por el que nos esforzamos en Rotary, significa ver todo lo que hacemos como parte de una ecología mundial más grande. Este año, les pido a todos ustedes ser la inspiración para ofrecer un servicio sostenible abordando el impacto de los problemas ambientales en nuestra labor. El medio ambiente desempeña un papel fundamental en todas nuestras seis áreas de interés, y ese papel se ha vuelto cada vez más importante a medida que aumenta el impacto del cambio climático. Es momento de dejar de ver el medio ambiente como un aspecto separado de esas seis áreas. El aire, agua y tierra limpia son esenciales para la salud de las comunidades, y esencial para un futuro mejor y más saludable.

Sé la inspiración – y juntos podremos inspirar al mundo.